São Vicente

Situado en el norte de la Isla da Madeira, el municipio de São Vicente ocupa una superficie de unos 80 kilómetros cuadrados y se compone de las parroquias de Boa Ventura, Ponta Delgada y São Vicente. Descubiertas en el siglo XV, estas tierras fueron colonizadas un poco más adelante que la zona sur de la isla, pues no presentaban una tierra fértil. Con el inicio de la producción de azúcar, entonces la colonización ha avanzado de sur al norte, habiendo se establecido la parroquia de São Vicente a mediados de este siglo, que fue elevada a pueblo en agosto de 1744. Según la leyenda, el topónimo de São Vicente es debido a la aparición de este Santo en la tumba de una roca en la boca de ribeira que ha heredado el mismo nombre, donde se construyó una pequeña capilla, que atrae a gran número de devotos. La fiesta del Senhor Bom Jesus en agosto, que apareció en la isla en 1466 gracias a Manuel Afonso Sanha, un colono originalmente de Braga, y la fiesta de Nossa Senhora do Rosário, en octubre, son también las ocasiones de gran fervor religioso en São Vicente. Los habitantes de este municipio se dedican principalmente a actividades relacionadas con las pequeñas empresas ya la hospitalidad, pasando por la industria de muebles, panadería y extracción de arena, entre otras. En la agricultura, aún predomina el cultivo de cereales, patatas, frutas y viñas, muchas veces en pequeñas huertas. Cabe señalar que aproximadamente 68% del municipio es ocupado por la Floresta Laurissilva, declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1999. Cuando se trata de artesanía, la expresión de los são-vicentinos se refleja en piezas de mimbre, bordados, trabajos decorativos en migas de pan, artefactos de madera, zapatos hechos a mano, tonelería, tapiz de retalhos, herrumbres, muñecos de pesebre con figueira y maíz, hojalatería y artes plásticas.

Best Of São Vicente

Ver más