Alcobaça

Mucho antes de la presencia cristiana que sin duda marcó profundamente la historia de Alcobaça, el hombre ha ocupado estas tierras desde la época primordial, a juzgar por el material lítico encontrado que nos hace volver a la era paleolítica. La romanización también dejó fuertes marcas en el municipio, el mejor ejemplo la estación arqueológica de Parreitas, y se supone que el origen de Alcobaça como vila vuelve a este período, con el nombre de la aldea anterior "Helcobatie" y luego "Alcoboxo", durante la presencia de los árabes desde el siglo IX. Fue en este punto que surgieron los castillos de Alfeizerão y Alcobaça, que alentó a los monjes a la construcción del monasterio de Alcobaça, tres siglos más tarde. El establecimiento de la orden cisterciense de Alcobaça es atribuido principalmente a las donaciones de d. Afonso Henriques, a quién se debe la construcción del monasterio en 1148, construido en la confluencia de los ríos Alcoa y Baça, que es indicada como la más pura y majestuosa abadía erigida por los monjes en toda Europa, que le valió el rango de patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1983. La presencia de esta orden religiosa marcó el desarrollo cultural, social y económico de la región en la época y eran muchos privilegios asignados por los reyes de la primera dinastía de los monjes, con un vasto territorio concedido al monasterio. Después de casi siete siglos, los monjes abandonaron el monasterio el 13 de Octubre de 1833, dejando detrás de ellos un pequeño pueblo con pocos habitantes. Hoy en día, asistimos a un fuerte desarrollo de la región, apoyado por el turismo y por apuesta en la construcción de modernas zonas industriales, infraestructuras culturales, educativas, deportivas y medio ambiente, sin jamás dejar de lado las tradiciones. Son ellas que sobreviven en la rica gastronomía de la Municipalidad, repleta de referencias religiosas, en delicias tales como las Delicias de Frei João (dulces con frutas), el flan de los Frades (pudín de huevos), los Tachinhos à Dom Abade (dulces con huevos), o el famoso Pão-de-ló de Alfeizerão (torta), pasteles de la Padeira, las tartas de Aljubarrota (tartas de huevos) y los quesos de Bárrio (dulces de queso). En la artesanía, la alfarería y cerámica típicas de Alcobaça, que reproducen el azul y el blanco de la loza portugués del siglo XVII, los cristales, los tapices, las mantas andrajosas, cestas de mimbre o los coloridos tapetes de cañas de Cós. Un conjunto de razones que hacen de este municipio un destino a tener en cuenta.

Donde comer en Alcobaça

Que hacer en Alcobaça

Dónde dormir en Alcobaça

Real Abadia Congress & Spa Hotel
Real Abadia Congress & Spa Hotel

4 estrellas

O Real Abadia Congress & Spa Hotel abriu em Abril de 2013, a três quilómetros do Mosteiro de Alcobaça. Este quatro estrelas tem 32 quartos, duas suites júnio...

Vale d’Azenha Hotel & Residences
Vale d’Azenha Hotel & Residences

4 estrellas

Inaugurado no verão de 2015, o Vale d’Azenha Hotel & Residences, localiza-se perto de Alcobaça e vai beber inpsiração nos produtos e história da Região Oeste...

Your Hotel & Spa Alcobaça
Your Hotel & Spa Alcobaça

4 estrellas

Situado en las afueras de la histórica ciudad de Alcobaça, su Hotel & SPA es un lugar de refugio y tranquilidad, que combina el equilibrio de la naturaleza i...

Cerca de Alcobaça

Nazaré

Nazaré


Se puede decir que Nazaré, y el establecimiento del promontorio que le dio origen (el Sitio), nació de las condiciones y del sentimiento religioso ...

Pedrógão Grande

Pedrógão Grande


Situado en el extremo noroeste del distrito de Leiria, la ciudad de Pedrógão Grande se inserta en la zona del Pinhal Norte, considerada como el par...

Ansião

Ansião


Ansião es un pequeño pueblo en el distrito de Leiria, con alrededor de 2500 habitantes, sede de un municipio que, con cerca de 14.000 personas dist...

Caldas da Rainha

Caldas da Rainha


Este es uno de los centros urbanos de la región occidental que conoció a un mayor desarrollo en las últimas décadas, con un registro de más de 50 m...